Centre de promoció econòmica i serveis a les empreses

Coworking, una fórmula en alza

Coworking, una fórmula en alza

Eva Jordan es la autora de este artículo.

El ’Coworking’ -compartir los espacios de trabajo-  permite a los nuevos emprendedores reducir costes a la hora de crear la empresa y  es una actividad  idónea para activar el autoempleo y generar nuevas oportunidades de negocio.

Ya son más de 140 los centros de Coworking que existen en España y el fenómeno continúa creciendo. Y es que, en un contexto en que muchas empresas se ven obligadas a reducir costes y una gran cantidad de profesionales engrosan las listas de desempleados, el coworking ofrece una buena dosis de ventajas para mantener un proyecto empresarial o crear uno nuevo.

Reducir gastos es una de las principales ventajas, ya que el coste por alquilar un puesto de trabajo en esta modalidad oscila entre unos 125 euros y 250 euros al mes, precio que incluye disponer de una oficina totalmente equipada:

  • mobiliario
  • suministros básicos
  • climatización, limpieza, seguridad
  • servicios compartidos que van desde Internet, telefonía, mensajería, cocina/office y salas de reuniones.

El Coworking hace más asequible dar el salto del “despacho en casa” a una oficina que proyecte imagen profesional y en la que atender a clientes y proveedores, además de combatir la soledad de freelance.

La realidad es que no se trata sólo de convivir en un mismo espacio con otros autónomos o profesionales freelance. El Coworking genera comunidad. Compartir, colaborar y cooperar adquiere una gran relevancia y las relaciones entre profesionales de diversos ámbitos generan sinergias que favorecen al desarrollo de nuevas oportunidades de negocio mediante servicios integrales, ventas relacionadas o acciones interdisciplinares.

En un entorno cada vez más complejo para emprendedores, microempresas y profesionales freelance,

  • compartir y cooperar es mucho más eficiente y necesario que competir;
  • rodearse de talento, más efectivo que aislarse;
  • trabajar en equipo, más eficaz que solo;
  • dar una imagen profesional, mejor que reunirse en el bar;
  • reducir los gastos de estructura, una necesidad que puede suponer la subsistencia del proyecto.

En definitiva, el Coworking permite el acceso a recursos y oportunidades para llegar a mercados más amplios, reduciendo considerablemente los costos que supondría hacerlo de forma individual.

Escrito por Eva Jordan, de la empresa adeQuat

www.adequat.es

Comparteix
    Escriure un comentari

    CLOSE
    CLOSE