Centre de promoció econòmica i serveis a les empreses

El control de gestión y el Cuadro de Mando Integral en las pymes

Grup de control de gestióSi algo hemos podido aprender del efecto de la actual crisis económica sobre las empresas es, sin duda alguna, que ha mostrado la debilidad de la función de control de la gran mayoría de organizaciones, incluso en las de mayor tamaño. Y eso a pesar de que muchas de ellas cuentan con sofisticados sistemas de gestión.


Parte de este fracaso podríamos atribuirlo al inadecuado enfoque con el que se suele aplicar el control de gestión, que prioriza los aspectos contables y las acciones correctivas… en lugar de enfocarse en el seguimiento estratégico de las operaciones y apostar por el control anticipativo.

El control contable es el más utilizado por las pymes, y es necesario, no cabe ninguna duda. Pero el control contable se centra únicamente en el seguimiento del Balance, de la Cuenta de Resultados y del Presupuesto mediante el análisis de sus desviaciones (y casi exclusivamente las desviaciones negativas), tratando de identificar sus causas, e intentando corregirlas… Pero lo cierto es que esas desviaciones ya se han producido, y no las hemos advertido hasta que han hecho llegar su efecto a los resultados empresariales.

Una herramienta que ya lleva algunos años aplicándose en empresas que apuestan por mirar hacia el futuro, alzando la mirada para tener clara su estrategia (misión, visión…) es el Cuadro de Mando Integral (o Balanced Scorecard), que se ha de diseñar a partir de los denominados factores clave de éxito para cada empresa. De esta manera, al contar con indicadores más sofisticados, se facilita un control de gestión con un enfoque más anticipativo. ¿Por qué? Pues, sencillamente, porque se centra en las causas que van a explicar los resultados financieros futuros.

Y no se trata de una herramienta únicamente al alcance de las grandes corporaciones. Todo lo contrario, las pymes pueden tener ciertas ventajas a la hora de implantar un Cuadro de Mando Integral de una manera mucho más rápida, eficiente y efectiva.

Para conseguirlo, las pymes tan solo han de cumplir con ciertos requisitos previos: identificar los indicadores más adecuados para medir el comportamiento de los factores clave de éxito.

Estos factores van a ser en su mayor parte de naturaleza cualitativa; y van a estar asociados tanto a la posición de la empresa en el mercado en el que desarrolla su actividad, como a sus operaciones internas. Es fundamental identificar la variables que han de medirlos, puesto que son las que se incorporarán al Cuadro de Mando Integral de la pyme.

Este artículo es parte de un debate inicial del grupo del Àgora de Can Calderon sobre Control de Gestión.

Comparteix
    Escriure un comentari

    CLOSE
    CLOSE