Centre de promoció econòmica i serveis a les empreses

Otra forma de financiar los proyectos: el bootstrapping

Otra forma de financiar los proyectos: el bootstrapping

Internet es un foro inabastable de conocimientos a compartir ( ideas nuevas , viejas, revisitadas, versionadas, mejoradas …). Respecto a las formas de financiar el propio negocio cada vez estamos encontrando nuevos conceptos; hace poco hablábamos del crowdfunding y el crowdlending, y ahora hemos conocido otro del que os queremos hablar: el bootstrapping, una palabra -en inglés por supuesto- que define cómo emprender con nuestros propios recursos.

En realidad,  y como podréis ver, el bootstrapping no es nada nuevo, es el ahorro y la prudencia económica de toda la vida pero aplicada a la empresa. Nos ha parecido que no está de más recordar cómo hacíamos las cosas antes de vivir permanentemente de préstamos, hipotecas e inversiones externas.

Para ello, os acercamos algunos párrafos de un post sobre el tema que aparece en el blog de Esteban Romero,  Destejiendo la web.

Pero antes … ¿ de dónde viene la palabra bootstrapping? Pues de las cintas que se incorporan en la parte superior de las botas para facilitar el calzárselas uno mismo y que se llaman bootstraps (ver imagen); la expresión, por tanto, remite a la idea de hacer algo por uno mismo sin ayuda exterior.

Dice Esteban Romero en su post:

“En el ámbito de los negocios, bootstrapping hace referencia a aquellos emprendedores que emplean sus propios ahorros y los ingresos generados por la actividad para montar y mantener su empresa en lugar de depender de financiación externa en forma de préstamos o inversiones en capital. (..)

Algunas ideas clave para llevar a cabo este tipo de emprendimiento serían: céntrate en desarrollar la idea (acción), disminuye las expectativas inmediatas concentrándote en realizar avances progresivos, haz que la idea de negocio sea modular y fácilmente escalable. Iniciar el negocio de una manera reducida no es un fracaso sino una estrategia para hacer viable el gran proyecto.

Otras recomendaciones para el bootstrapping son:

  • Valida tu idea de negocio. No pidas opinión simplemente a amigos. Asegúrate de preguntarle a gente imparcial, con experiencia en el área y, si es posible, a potenciales clientes.
  • Déjate aconsejar por un mentor que critique libremente tus decisiones y planes. No tiene que ser un acuerdo formal.
  • La obsesión son los clientes. Los primeros clientes son clave. Hay que superar sus expectativas, entender sus necesidades, conocer cómo han llegado hasta ti. Ellos serán los mejores embajadores de tu producto o servicio.
  • Reinvierte todos los recursos en el negocio. Hay que mejorar el producto o servicio a toda costa, no empeñarse en obtener beneficios desde el primer momento.
  • Consigue una base amplia de nuevos clientes. Ello te permitirá acabar encontrando los mejores en los que invertir el máximo de esfuerzo.
  • Empieza tu campaña de marketing antes de estar listo para estar en el mercado. Abre el proceso de creación del negocio generando una expectativa en los potenciales clientes.
  • No lo hagas solo. Encuentra un buen socio que esté tan apasionado como tú por el proyecto.

Bootstrapping constituye también una opción cuando dispones de un trabajo remunerado que te proporciona recursos financieros regulares para ir trabajando en la implementación de la idea de negocio. Ello implica mayor independencia dado que no todo depende de que tu negocio salga bien o mal, dejando libres recursos para una mayor creatividad. ”

¿Qué opinais?

Comparteix
    Escriure un comentari

    CLOSE
    CLOSE