Centre de promoció econòmica i serveis a les empreses

Ejemplo de buenas prácticas empresariales

Ejemplo de buenas prácticas empresariales

Mannol es una empresa de aceites para motor y otros lubricantes de calidad que se mantiene en un nivel de crecimiento sostenido.  Roberto Estéfano, su gerente, no cesa de buscar nuevos productos que ayuden a solucionar problemas de la industria y mantiene una actitud proactiva respecto a la innovación.

Esta búsqueda le llevó a contactar con el Servei a les Empreses del centro Can Calderon y desde aquí, contagiados por esa actitud para encontrar respuestas y su capacidad para generar complicidades, encontramos entre todos el camino para conseguir la financiación necesaria que le ayudara a llevar adelante la investigación de producto que él estaba queriendo hacer.

Hasta lograrlo experimentamos diversas salidas, le pedimos que acudiera con su proyecto a diversos foros, exploró vías que no llevaron a ningún sitio, se mantuvo siempre alerta a la hora de detectar posibilidades y nos mantuvo informados de manera permanente. Puede decirse que hicimos un trabajo de equipo.  Esta complicidad en la relación a la hora de buscar soluciones es lo que queríamos destacar en este post.

A través d’ACCIÓ, la agencia para la competitividad de la empresa, pudo acceder al Programa de suport a projectes de recerca industrial i desenvolupament experimental duts a terme a Catalunya per empreses amb establiment operatiu a Catalunya” . Este programa ampara la investigación de producto que buscaba Roberto Estéfano y que ya está en marcha.

Comparteix
    Escriure un comentari

    CLOSE
    CLOSE